Header Ads

test

ENTREVISTA A RAMIRO COCINA, FISIOTERAPEUTA DE ECUADOR

“CON LOS CHICOS SUDAMERICANOS SE FORMA UNA ESPECIE DE FAMILIA”

Ramiro Cocina, oriundo de Buenos Aires, Argentina, es quiropráctico y actual fisioterapeuta del equipo Copa Davis, su llegada se dio a través de Gonzalo Escobar.

Cocina, que acompaña al ecuatoriano y al uruguayo Ariel Behar en el circuito profesional, lleva tres años colaborando también con Ecuador. “La verdad estoy muy orgulloso de estar acá y trabajar en el equipo, si bien trabajaba con Gonzalo y Ariel los conocía a todos, porque se movían siempre en los mismos torneos. Tener una posibilidad de trabajar en un equipo nacional es una felicidad muy grande”, resaltó.

Aunque su actuación se hace más visible antes y, después de los partidos, Cocina explica que su labor implica estar todo el tiempo con el jugador, desde la entrada en calor, durante el juego debe estar atento por si necesita algo y pendiente de que no le suceda algo y, luego del partido para recuperarlo lo mejor posible por medio de masajes, vendajes o alguna técnica puntual.

Le preguntamos cómo es esto de estar constantemente con los tenistas: “El trabajo en el circuito es bastante duro. La gente cree que los tenistas o los que están en el ambiente viajan por todo el mundo, pero no es así. Uno tiene que dejar la familia, en una maleta tiene que llevar prácticamente su vida y eso es bastante difícil, pero lo bueno de trabajar con chicos sudamericanos es que se forma una especie de familia”, señaló. Desayunan, almuerzan y cenan juntos y es así como llevan adelante la relación tenista - fisioterapeuta.

Coincide en que las semanas de Copa Davis son distintas. “Copa Davis es espectacular, porque estás conviviendo y estás luchando para que al equipo le vaya bien, no a una sola persona y eso se nota en la camaradería, la buena onda, lo buena persona que son, los jugadores, el cuerpo médico, Camilo (Chiquito, médico de Ecuador), la verdad es que eso es muy gratificante”, finalizó.

No hay comentarios.